menu
Menu
foto kiki la aprendiz de bruja
"Cada uno tenemos que encontrar nuestra propia inspiración... y a veces no es nada fácil." - Kiki, la aprendiza de bruja (1989)
Rebeca Laureano Palma (Beka)
Todos los derechos reservados.
Cuernavaca, Morelos, México. 2020.

Nos enseñan a odiar la lectura en vez de amarla

Hay novelas que te hacen adorar la lectura
Beka Laureano
-
Reflexiones
Publicado:
9/25/20

Suscríbete

Deja tu correo para enterarte de estas entradas y otros cuentos que publico con regularidad en mi página.
Recibido con éxito.
Algo salió mal, intenta más tarde

Comparte

Te has preguntado por qué dices que odias la lectura o por qué sientes que no te gusta leer. ¿Te has preguntado realmente el por qué? o sólo dices: “no me gusta, me aburre”, sólo dices “el libro que me puso la maestra es tedioso y no puedo avanzar”. Lees y lees el mismo párrafo una y otra vez sin entender y a veces cuando avanzas no tienes idea de lo que estas leyendo. Llegas al salón de clase y te preguntan tus compañeros de qué se trata y obviamente no sabes qué responder. Te diré que esto me pasó a mí.

La novela que no entendí pero que terminé

En la secundaria me dejaron una novela que se quedó tan grabada en mi memoria porque al leerla no entendí nada, aún muero de risa, ya que recuerdo vagamente los diálogos sin comprender las oraciones, pero la terminé, pensándolo ahora creo que eso era un progreso, terminar. La realidad es que no recuerdo los libros que me dejaron mis profesores en esa época y en la preparatoria, triste ¿no crees?

Un deseo

Te comparto que yo empecé en la lectura un poco tarde y leía las cosas por obligación porque tenía que leer. Yo deseaba ser aquella persona que se sentaba frente a la ventana para disfrutar de una buena novela y de hecho cuando veía a otros leer no entendía cómo les era tan fácil, o eso parecía. Después de algún tiempo yo me impulsé para tener esa disciplina y vaya que me costo, no fue de la noche a la mañana. Al principio insistí en leer obras clásicas de la literatura, porque todos decían “es un bagaje cultural que tienes que saber”, pero cómo me aburrí y al no terminar esas obras me sentí una tonta. Si te has llegado a sentir así, no lo eres, simplemente no has encontrado un libro que haga desaparecer tu entorno y sientas que estás viviendo las aventuras en carne propia. Lo mágico de esto es que después desearás leer esas obras clásicas que parecían imposibles y no lo son.

Destino 

El destino me llevó a trabajar como profesora de preparatoria y entendí el otro lado de la moneda. La mayoría de las escuelas ya sea públicas o privadas exigen que les demos a los chavos obras clásicas, y ellos al no tener el hábito de la lectura lo que hacen es medio leer un resumen y de esa manera entregan el trabajo. Puedo entender que en otros países más desarrollados dejen esa clase de libros porque existe esa cultura, pero no es el caso de México. En carne propia me tocaron alumnos que me suplicaban por otra clase de libros “más entretenidos o no tan difíciles” pero la mayoría de las escuelas no lo permite porque no esta en el temario. Como profesora me vi muchas veces obligada a dar esas obras que lo único que hacían era que los adolescentes odiaran la lectura en vez de amarla.

Reflexión

Toda esta reflexión salió porque mientras estaba leyendo El Bestiario de Axlin me detuve y dije “Ojalá me hubieran dado esta clase de libros y así hubiera empezado mi travesía en la lectura mucho más chica” Mi familia no tenía el hábito de la lectura y la realidad es que la mayoría de las familias mexicanas son como la mía. Cuando llegué a tener cuarenta alumnos solamente dos terminaban una novela completa.

Crear libros entretenidos

Por eso decidí crear libros para adolescentes que sean entretenidos para que ellos se sumerjan en este mundo fantástico que es la lectura y después desearán leer obras más complejas. Mis novelas y cuentos serán el impulso perfecto para el hábito de la lectura.  

¿Y tú cómo empezaste a leer?

 

menu
Menu
foto kiki la aprendiz de bruja
"Cada uno tenemos que encontrar nuestra propia inspiración... y a veces no es nada fácil." - Kiki, la aprendiza de bruja (1989)
Rebeca Laureano Palma (Beka)
Todos los derechos reservados.
Cuernavaca, Morelos, México. 2020.

Nos enseñan a odiar la lectura en vez de amarla

Hay novelas que te hacen adorar la lectura
Beka Laureano
-
Reflexiones
Publicado:
Sep 25, 2020

Comparte

Te has preguntado por qué dices que odias la lectura o por qué sientes que no te gusta leer. ¿Te has preguntado realmente el por qué? o sólo dices: “no me gusta, me aburre”, sólo dices “el libro que me puso la maestra es tedioso y no puedo avanzar”. Lees y lees el mismo párrafo una y otra vez sin entender y a veces cuando avanzas no tienes idea de lo que estas leyendo. Llegas al salón de clase y te preguntan tus compañeros de qué se trata y obviamente no sabes qué responder. Te diré que esto me pasó a mí.

La novela que no entendí pero que terminé

En la secundaria me dejaron una novela que se quedó tan grabada en mi memoria porque al leerla no entendí nada, aún muero de risa, ya que recuerdo vagamente los diálogos sin comprender las oraciones, pero la terminé, pensándolo ahora creo que eso era un progreso, terminar. La realidad es que no recuerdo los libros que me dejaron mis profesores en esa época y en la preparatoria, triste ¿no crees?

Un deseo

Te comparto que yo empecé en la lectura un poco tarde y leía las cosas por obligación porque tenía que leer. Yo deseaba ser aquella persona que se sentaba frente a la ventana para disfrutar de una buena novela y de hecho cuando veía a otros leer no entendía cómo les era tan fácil, o eso parecía. Después de algún tiempo yo me impulsé para tener esa disciplina y vaya que me costo, no fue de la noche a la mañana. Al principio insistí en leer obras clásicas de la literatura, porque todos decían “es un bagaje cultural que tienes que saber”, pero cómo me aburrí y al no terminar esas obras me sentí una tonta. Si te has llegado a sentir así, no lo eres, simplemente no has encontrado un libro que haga desaparecer tu entorno y sientas que estás viviendo las aventuras en carne propia. Lo mágico de esto es que después desearás leer esas obras clásicas que parecían imposibles y no lo son.

Destino 

El destino me llevó a trabajar como profesora de preparatoria y entendí el otro lado de la moneda. La mayoría de las escuelas ya sea públicas o privadas exigen que les demos a los chavos obras clásicas, y ellos al no tener el hábito de la lectura lo que hacen es medio leer un resumen y de esa manera entregan el trabajo. Puedo entender que en otros países más desarrollados dejen esa clase de libros porque existe esa cultura, pero no es el caso de México. En carne propia me tocaron alumnos que me suplicaban por otra clase de libros “más entretenidos o no tan difíciles” pero la mayoría de las escuelas no lo permite porque no esta en el temario. Como profesora me vi muchas veces obligada a dar esas obras que lo único que hacían era que los adolescentes odiaran la lectura en vez de amarla.

Reflexión

Toda esta reflexión salió porque mientras estaba leyendo El Bestiario de Axlin me detuve y dije “Ojalá me hubieran dado esta clase de libros y así hubiera empezado mi travesía en la lectura mucho más chica” Mi familia no tenía el hábito de la lectura y la realidad es que la mayoría de las familias mexicanas son como la mía. Cuando llegué a tener cuarenta alumnos solamente dos terminaban una novela completa.

Crear libros entretenidos

Por eso decidí crear libros para adolescentes que sean entretenidos para que ellos se sumerjan en este mundo fantástico que es la lectura y después desearán leer obras más complejas. Mis novelas y cuentos serán el impulso perfecto para el hábito de la lectura.  

¿Y tú cómo empezaste a leer?

 

Suscríbete

Deja tu correo para enterarte de estas entradas y otros cosas que publico con regularidad en mi página.
¡Genial! Recibido con éxito.
Algo salió mal, por favor intenta más tarde.