menu
Menu
foto kiki la aprendiz de bruja
"Cada uno tenemos que encontrar nuestra propia inspiración... y a veces no es nada fácil." - Kiki, la aprendiza de bruja (1989)
Rebeca Laureano Palma (Beka)
Todos los derechos reservados.
Cuernavaca, Morelos, México. 2020.

Soledad

Y me casé con él… Llegaba y cenaba, largas horas de plática interminables y entretenidas.
Beka Laureano
-
Cuentos
Publicado:
6/8/16

Suscríbete

Deja tu correo para enterarte de estas entradas y otros cuentos que publico con regularidad en mi página.
Recibido con éxito.
Algo salió mal, intenta más tarde

Comparte

Y me casé con él…

Llegaba y cenaba, largas horas de plática interminables y entretenidas.

3 años

Llegaba y cenaba, plática y plática…

5 años

6 años

Llegaba y cenaba, escuchaba lo que lo motivaba.

8 años

9 años

10 años

Llegaba y cenaba, chateaba de sus proyectos.

12 años

13 años

14 años

Llegaba y cenaba, jugaba videojuegos.

16 años

17 años

18 años

19 años

Llegaba y cenaba, sumergido en el mundo virtual.

21 años

22 años

23 años

24 años

Llegaba y cenaba, platicaba con el primer ser holográfico.

26 años

27 años

28 años

29 años

Llegaba y cenaba, la tecnología lo consumía.

31 años

32 años

33 años

34 años

35 años

Llegaba y cenaba, pero ahora lo acompañaban familiares y amigos para despedirse de mi, la muerte me había tomado.

37 años

Llegaba y cenaba, deseando una compañía.

39 años

40 años

Llegaba y cenaba, se sumergió una vez más en la matrix… y ahí estaba yo, un ser virtual.

menu
Menu
foto kiki la aprendiz de bruja
"Cada uno tenemos que encontrar nuestra propia inspiración... y a veces no es nada fácil." - Kiki, la aprendiza de bruja (1989)
Rebeca Laureano Palma (Beka)
Todos los derechos reservados.
Cuernavaca, Morelos, México. 2020.

Soledad

Y me casé con él… Llegaba y cenaba, largas horas de plática interminables y entretenidas.
Beka Laureano
-
Cuentos
Publicado:
Jun 8, 2016

Comparte

Y me casé con él…

Llegaba y cenaba, largas horas de plática interminables y entretenidas.

3 años

Llegaba y cenaba, plática y plática…

5 años

6 años

Llegaba y cenaba, escuchaba lo que lo motivaba.

8 años

9 años

10 años

Llegaba y cenaba, chateaba de sus proyectos.

12 años

13 años

14 años

Llegaba y cenaba, jugaba videojuegos.

16 años

17 años

18 años

19 años

Llegaba y cenaba, sumergido en el mundo virtual.

21 años

22 años

23 años

24 años

Llegaba y cenaba, platicaba con el primer ser holográfico.

26 años

27 años

28 años

29 años

Llegaba y cenaba, la tecnología lo consumía.

31 años

32 años

33 años

34 años

35 años

Llegaba y cenaba, pero ahora lo acompañaban familiares y amigos para despedirse de mi, la muerte me había tomado.

37 años

Llegaba y cenaba, deseando una compañía.

39 años

40 años

Llegaba y cenaba, se sumergió una vez más en la matrix… y ahí estaba yo, un ser virtual.

Suscríbete

Deja tu correo para enterarte de estas entradas y otros cosas que publico con regularidad en mi página.
¡Genial! Recibido con éxito.
Algo salió mal, por favor intenta más tarde.